Influenza: una nueva versión

Este análisis me llegó de su fuente directa. Vale la pena no quedarnos con una versión única y oficial de lo que nos está pasando. Éste es en términos científicos, pero no estaría mal buscar interpretaciones políticas, culturales, sociológicas y económicas. Espero que pronto aparezacan de ésas.

Un estudiante de medicina de 6° semestre en la UNAM, nos explica:

[Este mensaje fue escrito a las 9.30 del Viernes 24 de Abril de 2009. Probablemente para cuando lo lean ya haya más información al respecto o haya surgido de la nada un genio que refute brillantemente todas mis ideas; recuerden: lo maravilloso de la ciencia es que absolutamente nada es absoluto, así que de todas formas manténganse pendientes y, sobretodo, USEN EL RACIOCINIO Y NO SE DEJEN INFLUENCIAR TAN FÁCILMENTE POR EL PÁNICO COLECTIVO].
Saludos.


Me encuentro sumamente disgustado por cómo se ha manejado esta situación de la Epidemia de Influenza en el país… Después de pensarlo un rato, me di cuenta de que no era tanto por las joyitas que nos regaló el Sr. Córdova ayer noche, más bien por la ignorancia que sigue reinando en el país.
Dado que no tengo pensado educarlos ni mucho menos salvar al mundo de la caries, un poco a modo de manifiesto progresista y otro tanto a modo de experimento social, pongo en sus manos algo que debería de titularse “Todo lo que ud. siempre quiso saber y nunca se atrevió a preguntar sobre la Influenza”. Traté de reducir al mínimo el lenguaje médico y explicarlo lo mejor que pude: así que asumo que todos los que lean este correo serán capaces de comprenderlo a la perfección porque tienen los conocimientos mínimos indispensables para ser alguien medianamente productivo. El texto es algo largo, pero si no les da hueva leer y realmente tienen interés en saber por qué lo que está pasando es una idiotez… Sigan leyendo. Como corolario de esta introducción, diré que tengo varias ideas de por qué estamos viviendo esto… Pero dado que seguramente ustedes son 100 veces más escépticos que yo y que no tengo fundamento para hablar de asuntos no-médicos, me limitaré a hablar de esto en un sentido biológico.

A lo que estamos:
En primer lugar, qué coños es la influenza? Es una infección viral, concretamente por virus de la familia Orthomyxoviridae, que afecta primordialmente a niños, gente de la tercera edad y pacientes con un sistema inmune débil (desnutridos, alcohólicos, cursantes con SIDA, etc) en Otoño e Invierno. Este virus se transmite exclusivamente por gotitas de secreción respiratoria que entran por la nariz o la boca. Hay varios tipos de este virus: primordialmente A, B y C. Estos subtipos tienen una serie de características interesantes: el C es el único que produce inmunidad probada, el B es muy poco común, y el A no da inmunidad porque muta muy frecuentemente: nos enfermamos de influenza porque cuando hemos hecho inmunidad contra el tipo A, ya mutó y es un virus “diferente”.
Ahora bien, dentro de todo esto, aparece como consecuencia de la infección un cuadro clínico que NECESARIAMENTE se compone de dolor de cabeza, tos y fiebre, y OPCIONALMENTE dolor al tragar, dolor muscular, cansancio, escurrimiento nasal y una lista de mil y un signos y síntomas que no pienso escribir. Ahora, lo que a muchos les interesa… La letalidad. (Esta pregunta es tan fácil de responder…) La tasa de letalidad por Virus de la Influenza es… 0.Si, así como lo leyeron. En siete años en México, de los poquitos casos reportados (no llegaron ni a 100), sólo murió 1. Es más, vamos a jugar a ser sombríos: la epidemia que hubo en Guangdong (China) en 2002 por la famosa Gripe Aviar (no se me confundan, es algo completamente distinto a la influenza: desde el hecho de que la provocó otro virus, un coronavirus) y que fue un escándalo mundial, presentó 8000 casos, con una letalidad de 10%…
Y no hace falta que les diga que el sistema de salud en México es muy superior al de las provincias chinas.  El tratamiento es muy sencillo: en primer lugar, casi todos nos enfermamos de influenza en algún punto de nuestra vida, así que ya tenemos inmunidad contra ella y no nos enfermamos. En segundo lugar, si nos llegamos a enfermad, como casi todos estamos bien comidos y demás, somos capaces de contener la infección sin morir en el intento. En tercer lugar, si necesitáramos un impulso para echar al virus definitivamente, hay un fármaco que se llama Amantadina y otro que se llama Oseltamivir. Que cómo se previene? En primer lugar, con la vacuna (y esto es muy relativo… porque la vacuna se elabora con fragmentos de virus ya conocidos que fueron frecuentes en el último año. Así que, si el virus que nos da es uno mutado, va a ser completamente inútil). Y luego pues con medidas generales para cualquier infección de vía respiratoria: evitar estar en contacto con gente infectada, no saludar de mano ni de beso, mucho reposo, líquidos, estar bien comidos, lavarse las manos cada vez que sea necesario, al estornudar cubrirse con el dorso del antebrazo o con un pañuelo desechable, etc (por cierto… no sean pendejos: los cubrebocas no sirven para un carajo… Recordemos que los virus ni siquiera son seres vivos, son partículas protéicas de pequeñísimo tamaño que pasan fácilmente por casi cualquier filtro que se les ponga enfrente: así que ni se esfuercen en ponerse cinco cubrebocas de tela; si les da, igual les va a dar).

Ahora bien… qué es una epidemia?
Los médicos que planifican la salud de una nación, anualmente tienen la obligación de hacer un estimado de las infecciones que podrían darse en un momento determinado. Se habla de “epidemia” cuando se han rebasado los casos esperados para esta época del año, (incluso si se presentaron 50 y se esperaban 49, ya se considera epidemia) no porque el DF se haya convertido en Raccoon City y todos vayamos a morir… Es un evento que es parte de la historia natural de toda enfermedad infecciosa… Esto no es nuevo, la única diferencia es que en esta ocasión se la ha hecho muchísimo eco en los medios de comunicación. Tan fácil como que cada año hay epidemias de cólera, muere un montón de gente pobre y a nadie le importa. Además… Seamos realistas: En un país de 100 millones de mexicanos el hecho de que haya habido 500 casos no significa que sea el Apocalipsis. Además, ni siquiera es así: Datos en mano… Ha habido 61 muertes y apenas 1001 casos. De los cuales, no se sabe si todos son por Influenza verdaderamente. Me explico: para los médicos, las enfermedades se clasifican de acuerdo a su “grado de veracidad” principalmente en Caso probable (aquel que cumple con síntomas), caso confirmado (aquel que teniendo los síntomas se le detectó el virus mediante análisis de sangre) y caso descartado (aquel que teniendo los síntomas no se le encontró el virus). A dónde quiero llegar? Hasta el momento, los 61 casos son confirmados y los 1001 son probables. Ya respiran más tranquilos?

Seguramente ahora dirán “ajá, todo muy chulo y tal: pero entonces por qué hay muertos y todo ese rollo?”. Pues nada, parece ser que hay un nuevo tipo de influenza de origen porcino. No se me espanten… Este subtipo es LO MISMO que los que ya conocíamos, la única diferencia es que, como está muy mutado, nadie tiene inmunidad específica contra ella y tampoco hay, de momento, vacuna para hacer prevención particular. Para que se tranquilicen, las propiedades del virus permiten que su erradicación en estado silvestre sea muy sencilla: si bien se transmite por secreción respiratoria -en un estornudo, por ejemplo- el virus no llegará a más de un metro de distancia. Además, se puede eliminar muy fácilmente con todos los desinfectantes caseros que hay en cualquier hogar mexicano clasemediero. Mi pronóstico? Esto no va a ir lejos. Si se logran aislar los casos confirmados (que parece ser que ya se avanzó bastante al respecto), sólo habrá que esperar que la infección se resuelva sola gracias a la inmunidad del paciente o que este muera, y cuando eso haya pasado… Todo volverá a la normalidad. Suena feo, lo sé, pero cuando se trata de virus no hay mucho que se pueda hacer.

Para aquellos listillos que hayan seguido las noticias… Se habrán enterado de que la mayor parte de los que han muerto han sido jóvenes adultos sanos. Antes de que me desacrediten del todo, tiren a la basura este mail y decidan rastrear mi dirección IP para lincharme por hacerles perder miserablemente su tiempo, permítanme explicarles: todo se debe a un fenómeno conocido como TORMENTA DE CITOCINAS.
Ahora, la pregunta de los 64 mil millones de Euros… Qué hostias es la Tormenta de Citocinas? Here we go:
Cuando se levanta una respuesta inmune contra algo, las células se tienen que “comunicar” entre sí para movilizar las defensas y que los invasores sean destruídos. Los mensajes se dan mediante proteínas llamadas “citocinas”. Estas citocinas pueden mandar cualquier tipo de mensaje: activación, supresión, migración celular, etc: y el mensaje siempre es directamente proporcional a la cantidad de citocinas que se manejen (no necesariamente en relación a la cantidad de células que envíen las citocinas). Pues bien, en el fenómeno conocido como “tormenta de citocinas”, se hipersecretan estas proteínas y se sobre estimula el sistema inmune, teniendo consecuencias (“efectos secundarios”) sobre las células del humano.
Veamos: La inmunidad más eficiente contra virus es mediante anticuerpos que se pegan y favorecen que los macrófagos celulares (células especializadas en “comer” células infectadas y elementos infectantes) las devoren, pero también se pueden pegar a células normales teniendo el mismo efecto. Si hay una hipersecreción de citocinas, hay necesariamente muchos anticuerpos: mientras unos eliminan el virus, “los que sobran” se pegan a las células pulmonares (en donde está la influenza) y las matan, levantando una respuesta inmune adicional que conlleva inflamación y muerte de las células pulmonares.
Cuando las células pulmonares son destruidas, se vuelven un líquido viscoso y pegajoso que impide que se respire bien y condiciona el llamado Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo: podríamos decir que es como una “neumonía artificial” (Si son acuciosos y siguieron bien el hilo de las ideas, se darán cuenta de que lo que mata, no es la influenza: son las complicaciones).
En resumen… Como el virus es nuevo levanta una respuesta muy grande (como cualquier cosa nueva que nos infecta); además, los jóvenes fuertes tienen muy buena inmunidad, misma que puede sobreactuar matándolo junto con la infección.
That’s it ^^.

Para aquellos que digan que estoy loco y que nuestro Secretario de Salud es la neta, lean este artículo (bajo el supuesto de que pueden entender el inglés, claro está…): Si no me creen a mi, tal vez a los gringos si, jajajaja. (artículo en el NY Times)

Ahora que son menos ignorantes que hace unos minutos… Vayan y difundan la ciencia por donde quiera que pasen, especialmente si están en contacto con gente que tenga elevada probabilidad de contagiarse. Si quieren más información, lean un buen libro de Microbiología o de Neumología.
Eso y tengan siempre presente que leer no le hace daño a nadie… El único riesgo que corren es aprender un poquito.
Fins ara!

Atte. Un estudiante de medicina de la UNAM.

Aquí acaba este análisis, y  me acabo de encontrar con los resultados de un investigador canadiense (que refuerza lo que hasta ahora sabemos) Lástima que no encuentro notas al respecto de estos resultados de diarios canadienses, u otras páginas… umh…

Anuncios
    • pedro
    • 25/04/09

    me parece que tu analisis es muy bueno ,yo estaba un poco alarmado ,ahora lo tomo con mas calma. saludos

    • apoc1985
    • 25/04/09

    “las propiedades del virus permiten que su erradicación en estado silvestre sea muy sencilla: si bien se transmite por secreción respiratoria -en un estornudo, por ejemplo- el virus no llegará a más de un metro de distancia. Además, se puede eliminar muy fácilmente con todos los desinfectantes caseros que hay en cualquier hogar mexicano clasemediero. Mi pronóstico? Esto no va a ir lejos”

    Debo recordarle al estudiante que haya escrito esto que los hogares mexicanos clasemedieros están en peligro de extinción… y que el común denominador en este país es la pobreza en todos sus niveles… así que Mi pronóstico? Esto como puede ir muy muy lejos como puede no ir. Sólo el tiempo (y hablo de días no de años) nos dará la respuesta.

  1. Me pareció muy interesante,a demás, de que estoy totalmente de acuerdo con el autor del escrito, han creado demasiada psicosis ante toda esta farándula de virus y bichos raros.
    Un pequeño detalle, quizá esté equivocada, si es así, corríjanme…. el virus de la influenza porcina, si es un orthomyxovirus, al igual que el de la gripe aviar, solamente que el de la gripe aviar es H5N1… son similares… el que es un Coronavirus, es el virus del SARS, que no es lo mismo que la gripe aviar.

    Solo esos detalles, gracias por calmar toda este parloteo erroneo que corre de boca a boca, y esta contaminación gracias a los medios masivos de comunicación… ahora, todos los hospitales, centros de salud y consultorios, están llenos de enfermedades psicosomáticas.

    En lugar de causar que todos corran como pollos sin cabeza, deberían de educar a las personas, para que la gente no se automedique y se atienda responsablemente con algún profesional de la salud.

    Saludos!!!!

    • Lu
    • 27/04/09

    pues las acciones por gobierno no son las adecuadas..
    o son muy ignorantes o nos creen muy ignorantes..
    pero ese no es el problema.. si no que ahorita hay
    panico entre la sociedad mexicana.. y lo mas triste
    es que nisiquiera saben que es lo que les esta atacando
    realmente.

    y como siempre… hay gente que dice .. “no pasa nada…”
    o como los que dicen.. ” es una señal del apocalipsis,.. el fin del mundo esta cerca”..
    no queda mas.. que cuidarnos.. y si la “complicacion” es tener muy buena salud.. y que mi sistema inmunologico reaccione de una manera exagerada.. llegue a mis pulmones.. cierre los conductos de aire.. y muera.. pues… no queda mas..
    que ir por unas cheves bien frias… y unos cigarros..!.

    Saludos.

    • marcos
    • 3/05/09

    Yo solo me pregunto, si es una pandemia, que ha puesto todo de cabeza, como es que tan pocos son los casos confirmados, no se diga de las lamentables muertes. yo creo que mueren mas de otras afecciones y nadie dice nada. Ademas si ya hubo casos confirmados por que no se dice nada de su familia y la gente con quien tuvo contacto, si fuera TAN contagioso ya minimo la mitad lo traeria tambien. expliquenme eso porquen no lo entiendo.

    • Manuel
    • 29/07/09

    Se nota que es un estudiante de medicina. Cositas cogidas del libro de texto y mucha elucubracióin. Algunas verdades y algunas tonterías.
    Si, ya sabemos que la pistola no mata, es la bala. ¿Pero de donde sale ésta?
    La amantadina no sirve para nada puesto que el virus es resistente.
    Sobre los cubrebocas o mascarillas deberías saber los grados de protección de la FFP1, FFp2 o FFP3 antes de hablar.
    Podría seguir escribiendo pero tengo que saalir.
    Está bien desdramatizar porque aunque al ser una mutación masiva no tenemos inmunidad como especie, es una gripa con los síntomas de ésta. Y por esto último… gracias y un saludo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: