La comuna tecnológica – Campus Party México

  • ¿Cómo fue la vida en Campus Party?
  • Los campuseros no preguntaban por un celular, un mail, mensajería instantánea, ni por el nombre, ellos preguntaban “¿cuál es tu nick en Twitter?”

“ESTO ES UNA COMUNA HIPPIE contemporánea o una película de ciencia ficción donde cultivan humanos”, describe Marcela, estudiante de medios de información, al entrar a la zona de campamento de Campus Party

Había largos pasillos de casas de campaña alineadas bajo el techo de un domo inmenso, cubiertas de toallas y cobijas, zapatos y botellas de agua alrededor.  Los campuseros consumieron todo tipo de vicios en el domo principal: juegos para PC, consolas, simuladores, programación, música, televisión en alta definición, café, pizzas, hamburguesas, refresco de cola, dulces, donas, audio, diseño, fotografía, redes sociales, consejos y una “conexión de primer mundo”, como dice Eduardo, estudiante de ingeniería. Aquí vino todo aquél interesado en las nuevas tecnologías aplicadas a cualquier rama y dispuesto a gastar sus días de puente en innovación tecnológica.

La vida bajo los domos de Expo Bancomer sucedió como dar click mientras navegas: había cuatro colores-tema para explorar: ciencia, innovación, cultura digital y ocio digital. El pilón fue una tarima azul oscuro en medio de ellas donde Tim Berners Lee, creador del lenguaje HTML y el protocolo HTTP,  declaró que el gobierno debería compartir los datos “en crudo” (raw data) antes de que se los pidan.

Todos tenían motivos distintos para estar aquí. Karina, periodista, se ganó una beca y “viene a aprender”. En el pasillo I del camping alguien dijo: “fui a dormir hasta las 2 de la tarde, me la pasé jugando y torrenteando”. Marcela vino a exponer su proyecto en CPLabs. En los baños se hablaba de la fiesta que inició a las 3 de la mañana.

En las casas de campaña y en las conferencias algunos campuseros lamentaban no tener WiFi o se quejaban de los modems inalámbricos a prueba que se conectaban y desconectaban incesantemente. Al fondo, otros ni se habían percatado de esos problemas, ellos estban sentados en  las largas mesas aprovechando el ancho de banda que jamás podrán tener en una casa mexicana.

¿Cómo vivían los inquilinos de Campus Party? Primero twitteaban; mientras, comían, luego dormiany por último se bañaban. Algunos ni dormían. Y otros más tampoco twitteaban. Todo dependió de su área de interés. Las regaderas no estaban abandonadas, pero muchos lo pensaron dos veces antes de usarlas, además, había un horario. El problema no era bañarse, sino el frío que cubría la zona de campamento. La fila del desayuno empezaba antes de las ocho. Algunos consiguieron alimento con pases de comida regalados. Los que no lo contrataron antes y no consiguieron los pases, dependieron de la oferta interna. Rubén, expositor de un proyecto de diseño, comparaba el precio de un galón de agua con una botella de medio litro, “¡es lo mismo! ¡Un cuernito casi cuarenta pesos!”. En Twitter había quienes ofrecían comida y otros exploraban  las calles solitarias de Santa Fe. Eso sí, toda la comida terminó rodeando las computadoras.

“Si tiraran una bomba aquí acabarían con el ínfimo porcentaje de desarrollo del país”, comentaba un recién graduado de ingeniería al confesar que hubiera querido ver más tecnología entre los asistentes. De repente se escuchan gritos, al fondo festejan un gol del partido Cruz Azul-Chivas. Alguien se para y regala pelotas. En Twitter [#cpartymx] piden asistencia tecnológica, ofrecen comida, mencionan alguna conferencia, se hacen de contactos, se quejan del frío y aseguran estar en una pijamada “geek”.

La campuseros no preguntaban por un celular, un mail, mensajería instantánea, ni por el nombre, ellos preguntaban “¿cuál es tu nick en Twitter?”. Al salir de Campus Party nadie pordría decir que no se lleva nada. (¡Regalaban las casas de campaña!). Algunos cedieron a Twitter, otros se hicieron de socios, consiguieron contactos, colocaron sus proyectos y bajaron en cinco días lo que podrían descargar en seis meses.

Al final se escuchaban aplausos en los concursos, participaban y se llevaban kits de los patrocinadores, buscaban a la “Chica geek”, platicaron con los ponentes, organizaron fiestas, intercambiaban. En esta “comuna hippie contemporánea” hubo lugar para cualquiera que gustara de las computadoras y su infinidad de beneficios. “Aquí no hay nadie experto en todo”; se escucha decir en el pasillo E. Pero eso sí, “se nota que nuestro nivel de geekez es bajo en México, esperaba temas más profundos”, comenta Jorge, presentador de un proyecto de revista digital, cuando hace el recuento de las pláticas en las que estuvo.

Anuncios
  1. Ey! Yo dije eso?!
    Digo… lo suscribo, pero no recuerdo haberlo pronunciado =P jejeje

    En fin…

    1.- El breakin dance…

    2.- Insisto que le faltó nivel… ¿O será que al público que asistió no le apetece la reflexión sino el mero show?

    3.- Qué maldito frío hacía!

    4.- Eso de “conexión que jamás podrán tener” es muy exagerado! Que la boca se te haga chicharrón! Mejor roguemos a los dioses de la web de que algún día Slim se apiade de nosotros =P

    5.- No sé… si así son las comunas 2.0… si así es lo 2.0 mmm…

    6.- No sé…

    Buena crónica! =D (Y si la multimediamos y la trecheamos [cuando reviva la web]??)

      • LauYan
      • 24/11/09

      Tirzo, sí, tú dijiste eso. En unos 5 minutos y durante mi desayuno gratis =).
      Me faltó decir que a algunos como tú, con un buen karma-tec (de tecnológico, de gadget) sí les funcionó el pincho 3G…
      Jajajaja, ok, acéptalo… estamos muy pero muy lejos, quizás Tim Berners Lee, cuando llegue al Olimpo, ilumine a Slim… 😦 (todavía no quiero que llegue al Olimpo)

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: