Un buen community manager para un buen contenido (y viceversa)

¿Qué es lo peor que puede pasar en la relación contenido-redes sociales?

Que la pareja no haga simbiosis.

“No eres tú, soy yo”, se dirían en un constante círculo vicioso donde uno no funciona para el otro y terminan por hacerse la vida de cuadritos.

Eso es lo que pasa cuando un community manager no tiene un buen contenido qué ofrecer en las redes sociales, o cuando el contenido no tiene un buen community que lo entienda y lo sepa vender.

Me he encontrado con ambos casos en el último par de meses en los que he sido freelance, que por azares del destino me ha llevado a trabajar con equipos de redes sociales, principalmente en medios. Hablaré de pecados y no pecadores, para no echar de cabeza a nadie.

Caso 1: Los malos contenidos

Un mal contenido es todo eso que provoca la sensación de disgusto, de estafa, que te gustaría no haber visto, que no te responde ni explica nada, que te robó tiempo. Tiende a estar mal escrito, con titulares engañosos, con faltas de ortografía, roba contenidos ajenos, no tiene coherencia.

Pero trabajo es trabajo, me dirían algunos. Y muchos communities hacen un trabajo magistral cuando de malos contenidos se habla.

¿Cuántas veces no hemos dado clic a un tuit o post maravilloso que al final lleva a un contenido decepcionante? Yo, muchas. ¿Es culpa del community  por haber hecho bien su trabajo?

En un portal, llegaban mensajes todos los días de lectores quejándose de constantes errores de redacción, ortografía y de datos. Una ocasión, los lectores expresaron su coraje porque se borró una publicación en la que se anunciaba la casi segura muerte de un cantante en un accidente, cuando éste ni siquiera estaba en el lugar de los hechos. El community confió en ese dato (que el redactor no verificó) incluido en el contenido y lo destacó en las publicaciones. Grave error, los usuarios atacaron en los comentarios en la siguiente publicación sobre el mismo hecho, pero sin actor muerto.

El problema del community que logra rescatar algo del contenido (sin caer en el amarillismo, por favor), es que, a la larga, ensucia la imagen de la cuenta y provoca la desconfianza de sus visitantes. De nada sirve tener excelentes tuits, si lleva a contenidos molestos. El administrador de redes se convierte en ese vendedor molesto al que le cierras la puerta por ofrecer productos de pésima calidad que no cumplen lo que prometen en el folleto.

Caso 2: Los buenos contenidos

El caso contrario. Todo adentro es bueno: ofrecen información nueva, están bien escritos, citan fuentes, dan ejemplos, no tienen mayor problema… excepto porque nadie querrá leerlos ni por morbo.

Hay muchas razones para no querer leer un contenido, una es cuando su promoción en redes no atrajo la atención en lo absoluto.  Más allá de tuits que no requieren mucha creatividad, hay algunos que parecen como si se empeñaran en repeler los clics.

Un ejemplo donde sólo diré el pecado y no al pecador: En una página de Facebook de especialistas, que pretenden hacer accesible su información, el administrador escribió: “Lean el fantástico artículo de…”.  Cuando mostré la página a una amiga, ella me respondió: “¿Es su página de fans?”

¿Es necesario decir que es “fantástico”? Ese post no aporta nada que estimule la curiosidad de los usuarios. Por supuesto que esa publicación no tenía un solo like.

El principal error de estos casos es no leer el contenido que se publica y pensar que los adjetivos y los signos de exclamación ayudarán a atraer a la gente. Parece como si un adolescente de secundaria escribiera a sus amigos. Incluso, en las redes personales es desagradable ver que alguien escriba “Lean mi fantástico artículo…!!!”. Basta con que sea bueno, después algún amigo sabrá decirte si es fantástico o no.

 El community debe descifrar, entender y destacar lo valioso de los contenidos para estimular la curiosidad de los seguidores y eso no siempre está en el titular. La comunicación entre administradores y redactores es esencial para que los errores no se dupliquen, uno debe tener la confianza de decir al otro que está equivocado.

 

 

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: