En la madrugada del 19 de diciembre, a las 3am, fui al baño y cuando regresé Badú estaba echado sobre mis cosas (quién sabe cómo se movió). Me dio risa. Lo fotografié y lo abracé. Supe que era el adiós. Él no pudo dormir. Mi madre dice que lo vio mirándome antes de que ella me despertara, me mandó a dormir. Horas después, me iban a operar.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s